viernes, 21 de septiembre de 2007

Michel de Montaigne (1533-1592)

“La confiança en la bondat d’altres persones és una gran prova de la bondat pròpia”

Eva

13 comentarios:

carles dijo...

gran frase evita. pero no tienes nada que escribir sobre la bondad?

eva dijo...

demasiado tengo sobre lo que escribir hoy, pero sin fuerzas, Montaigne lo simplifica por mí

Anónimo dijo...

¿se puede confiar en ti?

david dijo...

no hay personas buenas o malas. todos somos, depende el momento y la compañías, una cosa o la otra

eli dijo...

tots som bons, finsque es demostra el contrari. t'ha fallat algú eva?

sandy dijo...

dolçaaaaa escriu-nos alguna cosa que si no em falta alguna cosa avui...

acoolgirl dijo...

Que bonitooo!!!

Besitosss

Omphalos dijo...

Yo soy más de "el hombre es un lobo para el hombre" (Thomas Hobbes) o "es prudente no fiarse por entero de quienes nos han engañado una vez" (René Descartes).

Tómese aderezado con un pelín de "lo que no te mata te hace más fuerte" (Friedrich Nietzsche), se sazona con algo (poco) de "donde hay una voluntad hay un camino" (dicen que Adolf Hitler)... y qué tenemos?

Que "sólo los hombres buenos mueren jóvenes" (Iron Maiden).

;)

Un besito!

Alex dijo...

I es que la bondat no està gens de moda...
Serà que no ven, i com que tot és màrqueting...

David Montilla dijo...

La bondat seria cosa de Putes o de princeses?

Miriam dijo...

és impossible esbrinar-ho, david montilla... al menys per nosaltres, perquè la condició de puta i de princesa conviuen en un mateix cos. Així que suposo que totes parts tenen la seva bondat

J.Bourne dijo...

No sé porqué te quiero
será que tengo alma de bolero.
Tú siempre buscas lo que no tengo;
te busco en todas y no te encuentro,
digo tu nombre cuando no debo.

No sé porqué te quiero
si voy a tientas tu vas sin freno.
Te me apareces en los espejos
como una sombra de cuerpo entero;
yo me pellizco, no me lo creo.

Si no me hicieran falta tus besos,
me tratarías mejor que a un perro.
Piensa que es libre porque anda suelto
mientras arrastra la soga al cuello.

Querer como te quiero
no va a caber en ningún bolero.
Te me desbordas dentro del pecho;
me robas tantas horas de sueño,
me miento que me lo creo.

Si no me hicieran falta tus besos
me tratarías mejor que a un perro
piensa que es libre porque anda suelto
mientras arrastra la soga al cuello.

Querer como te quiero
no tiene nombre, ni documentos;
no tiene madre, no tiene precio.
Soy hoja seca arrastra el tiempo,
medio feliz en medio del tiempo.


J.Bourne

Gokuro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.