martes, 4 de septiembre de 2007

Ser protagonista de mis artículos

Hay un tipo de hombres a los que les gusta ser artículo. Que quieren que les escribas un poema, que los versos hablen de él, que plasme mi amor en un texto en el que él pueda leerse entre líneas. Quieren verse reflejados en mi prosa, rebozarse en mis metáforas y leer, cual obseso, cada una de mis frases buscando los detalles que le identifiquen.
Y hay hombres que no. Que no puedes escribir sobre ellos porque les ahogas. Yo les entiendo.
Escribir es perpetrar, es hacer eterno lo que has escrito, es hacer real una emoción, una sensación. Es darle forma a un pensamiento. Cuando escribes sobre lo que sientes por alguien, ese sentimiento cobra vida. Se independiza. Ya no es mío, ni tuyo, ni nuestro. Lo que he escrito se ha independizado. Cuando escribes sobre alguien le estás obligando a ser quién has escrito. Sin derecho a réplica.
Cuando escribes sobre una persona la estas enjaulando, y lea lo que lea está condenada a ser protagonista, no puede elegir, está leyendo tu mirada sobre él, sobre lo vuestro, sin poder decir nada, porque ya está todo escrito, y ha quedado todo dicho.
Cuando escribes sobre alguien estás construyendo un mundo a tu semejanza, estás dibujando un amor a tu medida.
Cuando eres protagonista de un artículo te obligan a tomar un papel que quizás no querías. Te visten y te maquillan a su parecer, y juzgan tus gestos, leen tus miradas, le dan sentido a tus besos, y tu lo lees y te ahogas, porque estás condenado a ser lo que han escrito y no puedes respirar porque no eres tu. Eras tu, ahora eres un artículo.
Cuando escribes un artículo sobre lo vuestro, ya no es vuestro, es otra historia, una historia que ya no os pertenece, y que permanecerá durante el resto de la historia en la memoria inmensa, perdida en la red.

Si escribo sobre ti, serás la presa de mis sueños, quieras o no, mi inspiración. Serás víctima de mi literatura

Eva Caballero

11 comentarios:

chema dijo...

quiero estar condenado a ser protagonista de tus artículos!!

hector dijo...

que paradoja. de protagonista a víctima.

carpe diem dijo...

En mi otra vida me gustaria ser "chancla" para poder posarme en la mesa de tu cocina.

Miriam dijo...

Nos es así. Cuando escribes sobre alguien solo le das color a algo que ya existia però que los demás no puedían ver. Todo depende del lugar donde deposites el artículo: si lo dejas en el cajón de tu mesita de noche, si se lo mandas a él por correo o si lo publicas en tu blog. La escritura es una vía para exteriorizar lo que uno siente, pero no interfiere en la esencia, en el "liev motiv", de lo que ha existido, al menos en tu cabezita.

Eva dijo...

q chispa tienes carpe diem...

Eva dijo...

sí interfiere en la esencia, sí influye en quién lo lee. no será así para ti, como he dicho hay hombre que quieren ser artículo, y mujeres. pero entiende a quién se siente en una cárcel de palaabras cuando convierten su relación en un texto en el que se siente un extraño y le dan el papel protagonista.

Miriam dijo...

no es la escritura, sino el uso que hagas con ella. Las palabras logran el mismo cometido, aun con más rigor. De todas maneras, decirte que le texto me encanta. De verdad. Cada día me sorprende más tu talento

Anónimo dijo...

de tus ojos, de tus sueños, de tu piel, ser tu protagonista, de lo que sea, siempre es un placer

Anónimo dijo...

No podria estar mas de acuerdo contigo Miriam. Tu estas describiendo a esa persona como tu la ves y como debe ser si eso luego cambia su manera de ser es que alomejor no es del todo sincero contigo o con el
CASANOVAS

Anónimo dijo...

quien eres casanovas?

monica dijo...

El ser humano, por defecto, busca protagonismo, busca aprobación y reconocimiento social. Una de las pocas maneras en las que un ser anónimo puede encontrar ese reconocimiento es a partir de los medios de comunicacion de masas...artículos y demás. Es extraño que alguien se sienta agobiado al ver su nombre en una periodico o hasta en un blog, el ser humano es vanidoso por naturaleza o humilde de palabra(sólo de palabra).Otra cosa es entender una misma realidad de diferentes maneras...seguramente los protagonistas de tus articulos no se sentirán identificados en tus escritos,o sí.Aun así ver tu nombre en un articulo produce una suave sonrisa..."Cursa del Corte Inglés 2007[...]una pareja de enamorados, Monica y Enric, se ha propuesto hacer la cursa abrazados". t'estimo