viernes, 31 de agosto de 2007

Las vacaciones perjudican la salud

Es habitual hablar de síndrome postvacacional tras la vuelta al trabajo. Y lo cierto es que, aunque no me gusta extrapolar palabras técnicas de su contexto original, creo que en esta ocasión no hay término mejor para referirnos a la realidad. Volver a trabajar es una afección, una enfermedad, un síndrome. No hay fiebre, no se tose, ni se vomita; sin embargo, te enciendes, te ahogas y empiezas a lanzar mierda a través de tu boca.
La causa está en el sádico cambio de rutina. De repente y sin piedad. Pasas la noche en una habitación del Renaissance (acompañada de un robusto hebreo) y a la mañana siguiente un avión te trae directa a una oficina cochambrosa, a 40º, en la que no te dejan enseñar la rodilla porque perviertes a los hombres. Tanta brusquedad pone enfermo. No se le puede quitar la heroína a un yonky, ni a un fumador sus cigarrillos.
Por eso propongo a las empresas que permitan a sus empleados desintoxicarse de las vacaciones mediante un proceso progresivo. Por el bien de la salud pública, deberían ayudar a los enfermos a desprenderse poco a poco de los días festivos.

M.M

6 comentarios:

Eva dijo...

n'hi ha que no tenim aquest problema, pq no tenim vacances!!!!! prefereriría patir el síndrome postvacacional nena...

Rakel dijo...

El pitjor es fer les vacances al juny... perque pateixes el teu sindrome postvacacional i el dels del mes de juliol, i el del del mes d'agost...

Enric dijo...

També pots fer-te mossa i tindras una setmana de vacances. Però... ja saps on t'han de destinar no?

David dijo...

La vida está mal montada. Pasamos la mayor parte del tiempo alienados, trabajando o ocupados con cosas estúpidas. Es injuto no tener tiempo para disfrutar de todo lo que ofrece la vida.

Anónimo dijo...

No quiero volver a trabajar nunca más!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

monica dijo...

No trabajan los vagos, los ilusos, los enfermos..Desde este punto de vista....es bonito trabajar y no sentirte vaga, ilusa o enferma.
No hay que vivir para trabajar xo sí hay que trabajar para vivir, así que..no nos quejemos tanto y a disfrutar de la vida, de lo bueno y de lo malo que hay en ella.