miércoles, 22 de agosto de 2007

Lo peor del amor

Porque podría pasarme horas soñando mientras me acaricias, mientras finjo estar viendo una película cuando en realidad estoy en el cielo, pensando en ti, en mí, en nosotros. En nosotros, que no sabemos en realidad quiénes somos. Y paseamos con una sonrisa dibujada en el rostro. Y nos reímos por todo, porque todo, ahora, tiene gracia, si estamos juntos.
Porque pasan volando las largas horas en que hablamos, nos miramos, nos tocamos, nos besamos. Porque tomamos café, y cenamos y siempre es poco, y soñamos con desayunar tostadas con mermelada.
Hasta que llegue el desastre. Lo peor del amor son las habitaciones ventiladas, como dice Sabina. Tras toda esta historia, tras la delicadeza, los sueños y promesas futuras, tras las miradas cómplices y las ilusiones, tras las conversaciones matinales y los abrazos a medianoche, tras el adorar. Tras todo esto llegan inevitablemente los dos bandos. Y mañana habrá uno que sufrirá, y otro que se aburrirá. Uno que se dará cuenta que tiene cosas más importantes que hacer, que se sentirá extraño, que buscará las citas más breves. Y el otro que llamará sin cesar, echará de menos su aroma en el colchón, encontrará cada vez más insuficientes las citas y querrá más y más. ¿Quién eres tú? ¿El yonki del amor o el que necesitará tiempo y espacio? ¿Quién seré yo? La pesada enamorada sedienta por verte o la femme fatale que huirá de tus brazos, buscando aire fresco…
Lo peor del amor es este juego sucio del destino que reparte las cartas de una forma tan cruel. Nos puede tocar ser el enamorado empedernido o el chulo independiente. Pocas son las parejas a las que a ambos les toca la misma carta. Y estas parejas son las que desayunan juntos tostadas con mermelada cada mañana, durante el resto de su vida, a los que no les puede el sueño, y se levantan media hora antes para compartir este momento, para mirarse, para preparar esas tostadas del amor, que día tras día comparten, disfrutan.

Eva

5 comentarios:

Yoanna dijo...

me has puesto la piel de gallina tia!! ¿pq coño siempre hay alguien que tiene que sufrir?

Yoanna dijo...

me has puesto la piel de gallina tia!! ¿pq coño siempre hay alguien que tiene que sufrir?

eli dijo...

mencanta la metafora de les torrades. no es fàcil aixecarte cada dia per preparar-les, ja q a vegades fa mandra. però en aixo consisteix lamor. el dia que no taixeques...sha acabat.

Anónimo dijo...

No hace falta pensar, pensar, pensar, pensar....vivir el momento y la o las situaciones es lo que cada día llena el vaso de nuestra vida. Disfruta, ama, quiere, acaricia, goza y sobretodo sonríe. La esperanza y la ilusión es la base de nuestra existencia.

Miriam dijo...

Es nota que estás enamorada: les teves paraules son molt milor que mai i les teves reflexions són molt més agudes. Llàstima del regust de por... tot s'acaba, de vegades es produeix una història com la que descruis, altres siplement s'acaba. Hi ha moltes formes de morir, però és las intensitat del present el que importa.