jueves, 4 de octubre de 2007

Mi felicidad

La felicidad es bailar en tejanos mientras tu me estás mirando. Es andar por la calle con Rakel y apostar a ver quién de las dos tiene huevos a sacarse la camiseta en medio de la plaza. Es ver a mi madre nerviosa, robándome la ropa porque tiene una cita. Es cenar “algo” que ha preparado mi padre, mientras me habla sobre ingeniería naval (que ya ves tú lo que me interesa). La felicidad me llega con el viento y se me escapa, y viene y va, por momentos. Y en su vaivén yo sobrevivo. A su remolque, la espero ansiosa o la gozo exhausta.
Y no es más, la felicidad, que beber un buen vino, con Miriam sonriendo y Gisele olisqueando. Es hacer el ridículo con Monica en el escenario de una discoteca. Es hacer una campana por nada, por tomarme una insulsa cerveza caliente mientras veo a los transeúntes, absortos, buscando, como yo, motivos para descubrir cuál es su felicidad. La mía es escribir sobre ti, sobre mí, sobre el mundo, que me espera incrédulo.

Mi felicidad es mirarte y reír. Reírme sin motivo, porque nada tiene tanta gracia como estar a tu lado y no entender por qué coño te quiero tanto.

Eva

18 comentarios:

jaume dijo...

necessites més per ser feliç?jo crec que no bonica.

piku dijo...

Son estas pequeñas cosas las que nos llenan el día a día. Disfruta de cada uno de estos momentos que tanto te aportan porque si los desprecias, terminarán por perder su magia.

laia dijo...

carinyuu m'he emocionat molt llegint aquest article! tant simple i tant carregat de força alhora. preciós. però t'oblides de la felicitat de les nits a la psicina bebent martini jajaja

Charlie dijo...

Gracias por el aviso vía sms de la publicacion e textos jeje. Me encanta. Transmites muy bien lo que significa cada uno de estos momentos, aparentemente vacíos y absurdos, pero cargados de sentiniemto para ti. Esto te hace especial

Ferran Genis Traveria dijo...

Comparteixo moments de la teva feicitat (no em costa gens treure'm la samarreta al mig d'una plaça, m'emprenyaria treure'm els pantalons). Perdona la broma Jo hi afajiria les postes de sol, les nits que passo a la terrassa de casa, sol i tot fosc, descalç, escoltant alguna música que em transporti a ves a saber on... bé, i amb la persona que estimes. Un temporal a fora, plovent a vots i a barrals, i tu dins de casa, amb la llum tènua d'una espela, llegint o escrivint......

Rakel dijo...

Princeseta meva!!!! Per mi la felicitat es estar amb tu, fins les 4 de la matinada, sentades en una porteria parlant de quan erem adolescents, es correr sense anar a cap lloc si se que et tinc a tu al meu costat, i passar per davant d'Opium i tornar-nos putes.
T'estimo tant que em falta l'aire si no estas amb mi!!!!!!

Rakel dijo...

Et dono deu euros...si vas a la sinagoga i et deixes anar el cabell

Grendha dijo...

Hola! En realidad siempre son las pequeñas cosas las que nos hacen felices. Yo, al menos, tampoco necesito nada más para ser feliz.

Saludoss!

Omphalos dijo...

Rakel,

Yo te los doy a ti si me avisas del momento, porque la amiga se suelta el pelo cuando quiere con un erotismo que yo pago por verlo.

;-)

Mi respuesta "seria" al tema... en otro momento, que ahora estoy muy liado!

Un beso!

arcademonio dijo...

La felicidad es tan sencilla, lo defines muy bien, yo tampoco sé por qué coño amo tanto a mi chica, me encanta andar descalza, beberme una copita de vino con una buena compañia conversando, me encanta jugar con mis tres perros, me encanta mirar a los transteúntes e imaginar lo que pasa por sus cabezas con solo mirar a sus ojos, me encanta escuchar música a oscuras y dejar que mi cuerpo se mueva al ritmo...me encanta la vida...saborearla...y estar al lado de ella...por cierto escribes...luego existes en mi luna arcademoníaca...infinitos besos de bolsillo

Trufa.dt dijo...

Tienes razón Eva, eso es Felicidad y además eres consciente de que lo posees, por lo tanto es doble.Me ha encantado.

una mirada,
una sonrisa,
una montaña,
una isla,
un trozo de mar,
una cabaña,
un velero,
una guitarra,
una canción,
una playa,
un camisón,
una corbata...

principito dijo...

"¿Dónde coño te escondes, felicidad?
Los lunes de octubre donde estarás
¿Dónde coño te escondes, felicidad?
Me condenas a muerte de soledad."

Algunos seguimos buscandola, tú, ya la encontraste.

Muchos besos.

Alex dijo...

Mi felicidad es un beso y una sonrisa, sin motivo, sin pedir nada a cambio.
Simplemente tu sonrisa. Simplemente tu beso.

Omphalos dijo...

La felicidad... esa quimera inalcanzable. Ese sueño siempre un metro por delante nuestro.

No hay pregunta que te hunda más en la miseria que "eres feliz?". Pensadlo.

Somos felices?

Disfrutamos de un montón de pequeños momentos de felicidad. Pero... somos realmente felices? Somos globalmente felices? Somos siempre felices?

Yo, desde luego, no.

Pero es justo reconocer que vivo mucho mejor desde que he aprendido a ponerme metas asequibles, no imposibles. Desde que he aprendido a disfrutar de esos momentos irrepetibles, por ñoños y tontos que sean.

Desde que he aprendido a disfrutar de la vida tal como viene, no como yo querría que fuera. Aunque siga luchando por cambiarla.

Desde que ese Baileys con hielo en un chill out disfrutando de la compañía de una buena amiga sabe, no a Baileys, sino a gloria.

Desde que, como digo, me han enseñado a disfrutar de los pequeños momentos.

Pero soy feliz? Total y completamente feliz? No.

Aunque lleve un par de semanas rozando el cielo con los dedos.

Carme Fortià dijo...

¿Qué queda por decir?
Feliz aunque mi garganta se parezca ahora mismo a un papel de vidrio, feliz aunque deba cambiar mis proyectos, feliz porque hace sol y porque el otro día me mojé bajo la lluvia, feliz porque llego a casa y ¡por fin! dispongo de cinco minutos para sentarme y leerte, leeros, feliz a pesar de tener que levantarme a hacer la comida, feliz por ese litro de caldo de pollo que tengo en la despensa, que no sabe a mucho pero a mi papel de vidrio le sabrá a gloria...

Triste por tantas cosas que pasan en el mundo y se me comen por dentro, feliz por poder cambiar algo a mi alrededor, contribuir a que el sol brille con un poco de más fuerza (ni que sea limpiando los cristales...).

Feliz por poder leerte y que tus palabras lleguen impetuosas delante de mi, sacándome una sonrisa cómplice.

Milagros Sánchez dijo...

La felicidad no se busca, suele darse sin pedir nada a cambio, como el amor... Unos ojos, una palabra, un día de sol, la sonrisa de un niño, un poema, una caricia, el canto del pájaro o una flor... ¡Tantas pequeñas cosas que hacen de la vida algo mejor!
Saludos y buen finde!!

Miriam dijo...

Gràcies per deixar-me formar part de la teva felicitat!!

Bakari dijo...

Hola!Solo agradecerte que casi sin conocerte hallas permitido que lea algo sobre ti..
agradecer sobre todo que me hallas enseñado la combinación perfecta entre un camison y unos tacones, entre una charla de religión y una guerra de cojines, entre una conversación en el asiento de atrás de un coche y un simple juego con servilletas en un bar en el que la camarera mira con cara de agobio por que vé que es la hora de plegar... y ella no está para juegos...
Gracias por el ratito.