martes, 2 de octubre de 2007

Sequedad (mental)

Hay días en los que te sientes seca. No estás triste ni alegre, simplemente apática. El amor no te enardece, pero tampoco te tormenta. No tienes ideas, tu intelecto se merma y empiezas a coquetear con la vagancia. Estás tranquila y relajada. No hay nada que te apetezca más que perpetuar tu estadio vegetativo. Recibes estímulos y los rechazas, porque tu mente no está por la labor. Dejas pasar las oportunidades, las caricias de la vida: así es más fácil. Y mientras empiezas a bostezar, miras como te van saliendo raíces y telarañas. Piensas que te estás transformando en un ser inerte, no es que te importe, pero lo piensas y, al son de tu pequeña observación, comienzas a moverte. Poco a poco vuelves a encender el engranaje, con sigilo. Tu cabeza se transforma en cerebro otra vez. Te das cuenta de que la comodidad derrocha tiranía, que es una falacia que te impide progresar. Tú no has nacido para convertirte en flor. Te pones los tacones, rescatas tu agresividad y de nuevo a la guerra. ¡Basta de holgazanearías, hay que vivir y y disfrutar! Te enciendes, te enamoras, te sientes mojada de nuevo. Y luego, vuelves a escribir.

Miriam

20 comentarios:

Eva dijo...

A vegades les etapes de sequedat van bé jajaja mereixem un descans!!!!! muaaaaaaa tqm

Ferran Genis Traveria dijo...

Ineressant el bloc. Passa pel meu, potser t'interessa.
http://ferrangenis.blogspot.com
El teu el seguiré de prop.

Ferran Genis Traveria dijo...

La meva sequera mental ja ha durat prou, sembla.
En quanto al amor postmoderno, estoy de acuerdo, pero si lees mi bloc, los comentaris, sabras que yo no soy así, aunque es tipico decir-lo.Me cocidero el último romantico

Carme Fortià dijo...

A veces puedes ir en bici y estar cómodo... Aunque mejor que la vagancia no se apodere de nosotras!

Omphalos dijo...

La apatía nos mata. Nos apaga. Nos desvanece.

Y la inercia que la apatía conlleva es difícil de vencer.

Lo importante es no parar. Una vez que has conseguido ponerte en marcha, no parar.

Y si llega el día en que sientes que la apatía, la vagancia, la mediocridad (porqué no? sería una muestra más de apatía) te tientan con su canto de sirena, aprietas los dientes y echas a correr.

Cuesta, pero compensa.

El amor? Es secundario. A no ser que sea el propio. Para amar a alguien, primero eres tú, que canta Shakira (aproximadamente).

Un saludo

Charlie dijo...

¿Estás seca?

Ferran Genis Traveria dijo...

Para Miriam: gracias por el comentario, te lo agradezco. I passo al català que l'escric amb mes "soltura". Escriuré, al bloc, algun text n castellà de tant en tant, de fet a l'arxiu n'hi ha un altre, però per mi m'és més fàcil fer-ho en català. Si vas a la pàgina web: http://www.areas.es/relatos/2007/index.htm - a la pestanya "dónde encontrarnos", veuràs les botigues on podràs agafar el llibre amb els relats de viatges, el meu relat és el guanyador. Bé, agafar ... comprant un altre llibre et donaran aquest, que es diu: Cuéntanos tu viaje.
Per les dos: Vaig llegir tot Bukowski, ja fa anys, els anys de l'adolescència. Tot ell és corrosiu, però esgota, un obra d'ell pot arribar a ser genial, totes avorreixen. L'has d'anar dosificant, i jo no ho vaig fer perquè m'entusiasmava i en volia més. Hi ha escriptors que aquestes coses no els influeixen, et pots llegir seguida tota la seva obra i continua sent un geni, amb Bukowski, peró, no va ser aixi, per mi. Sí que m'agrada, però el trobo poc imaginatiu, quant has llegit una novel·la seva ja ho has llegit tot.
Seguiré opinant, si em deixeu.
Un petó a les dos.

Alex dijo...

Te sientes seca, luego te vuelves a llenar... En resumen, vives!

Anónimo dijo...

gran metáfora del apetito sexual

Anónimo dijo...

gran metáfora del apetito sexual

Nosotras mismas dijo...

Me ha encantado tu texto. Esto debería ser publicado en alguna revista femenina de gran tirada.

Y me acoplo perfectamente, a tu frase de: Escribo por no matar.

Besos.

sil dijo...

Muy buen comentario el de alex, me ha llegado...

Bonsaimusic. dijo...

La pereza no es más que el hábito de descansar antes de estar cansado. Si de tu pereza salen estos post pues...¡Viva la pereza!

Un saludito.

Vitote dijo...

El organismo es inteligente, sabe cuando tiene que apalominarse, los ritmos circadianos, los ciclos hormonales(no son exclusiva de las mujeres) somos pura química y estamos condicionados a ella. La pereza es un instrumento para recolocar el voltaje del cerebro para que dispare con más fuerza y velocidad...

A cuidarse

acoolgirl dijo...

Esos dias en los que te pones los tacones y te comes el mundo... son los mejores!!!

A por ellos!!!

Un besazooo

Milagros Sánchez dijo...

Bostezar ya en sí no revela calidad de vida o calidez en nuestro mundo interior. Por tanto, bostezar con telarañas en la boca empieza a parecerme patético y signo de alarma general...¿Qué sucede o dónde está la causa?...Quizás en la costumbre de atarnos de pies y manos a lo eventual, a la falta de confianza entre nosotros, al marketing de yo valgo más que tú y mejor eliminarte para que no desluzcas mi renombre social, al anonimato del deseo y la frustración constante de entrega al otro y viceversa...
Bueno ahí van mis reflexiones al respecto de tu entrada, que también me motivó responder.
Saludos y gracias por visitar mi blog.

laia dijo...

No soporto els dies en els que no tinc ganes de fer res. pero m’encanta quan em venen ganes de no fer res, estirar-me i descansar.

Mangamoncio dijo...

Lo malo es cuando, a pesar de darte cuenta de que la comodidad derrocha tiranía y que es una falacía que te impide progresar, sigues sumido en el estado vegetativo de marras y ni te enciendes, ni rescatas la agresividad ni nada de nada. Por experiencia lo digo... Ay...

Grendha dijo...

Gracias! No encontraba las palabras para decribir esos días en que no tengo ganas de nada y tengo ganas de todo al mismo tiempo.

Saludoss!

[Daga Muten] dijo...

Odio que me invada esa sensación vegetal los dias en los que nadie se acuerda de mi, mi movil no suene en los dias que no tienes planes, te peleas con la novia y esta te evita duramente durante dias... desconectas brutalmente de todo. Todo es una mierda hasta que vuelve a sonar el movil, es tu novia que te echa de menos, quiere hablar, mientras de camino te encuentras a un amigo... y aqui no ha pasado nada. Que dolor de cabeza.